BLOG

Publicado el: 22/07/2020 |Autor: Maria Laura

Aprende a Compostar en 5 Pasos

Buenas prácticas para producir compost en casa.


Compostar es como abrir un pequeño laboratorio de naturaleza en nuestra casa. La materia orgánica se somete a un proceso de transformación natural que nos proporciona, al cabo de un tiempo, un abono de muy buena calidad. 

Es una actividad simple y relajante para que participe toda la familia. 

A continuación, te detallamos el paso a paso básico para empezar trabajar. 


1- Organizar los elementos de trabajo 

El primer paso es elegir, una compostera acorde a nuestro espacio y definir la ubicación de la misma y seleccionar un recipiente para acopiar restos de cocina, con tapa hermética. 

Recomendamos tener a mano una palita, rastrillo o algún utensilio para remover el compost. 


2- Separar los residuos orgánicos y secos 

Se debe reconocer y separar los residuos orgánicos  y los materiales secos que se generaron en nuestro hogar. Los residuos o materiales secos, son de gran importancia en el proceso ya que absorben la humedad y aportan la estructura que se necesita para permitir la circulación de aire que da espacio a las bacterias aeróbicas.

Los residuos orgánicos o “húmedos” están conformados por cáscaras de frutas y verduras, saquitos de té, yerba, borra de café, cáscaras de huevo, cáscara de palta, y carozos, estos últimos tardarán más en degradarse por ser tan rígidos. Entre los “secos” encontramos, principalmente, papel, cartón, fósforos usados, tierra, viruta de madera, ramas y hojas secas. 


Tip: Colocarlos cortados chiquitos en la compostera, así ayudaremos con el proceso de descomposición.


3- Incorporar en la compostera los residuos. 


Dentro de la compostera se genera un ecosistema, en donde habitan muchos insectos y microorganismos que nos ayudan a transformar los desechos orgánicos en tierra. Es importante que este ecosistema se mantenga saludable, por eso siempre decimos que la compostera no es un tacho de residuos adicional. Hay algunos residuos que no se recomiendan colocar. 

La técnica que recomendamos es colocar los materiales por “capas”. Esta metodología nos permite llevar un control de la variedad y cantidad de residuos que estamos compostando, lo cual hace más simple lograr el porcentaje ideal: 50% “húmedos” y 50% “secos”

Las lombrices californianas son las estrellas del compost, pero no es obligatorio su colocación, se puede hacer compost sin ellas, pero el proceso es mucho más lento


4- Controlar la humedad y la aireación

Una técnica rápida y sencilla para saber si la humedad es la correcta, es tomar un puñado de material y apretarlo. Si se produce un pequeño goteo de agua entre los dedos, podemos establecer que su contenido en humedad es cercano al 40% y es correcto. En caso de exceso de humedad agregar material seco.  El exceso de humedad puede atraer a insectos y animales no deseados. Es importante colocar la compostera en un espacio ventilado y, a la vez, protegido del sol directo que podría secar demasiado los materiales. Si la entrada de aire no es suficiente, podemos hacer más orificios a la compostera, así como mezclar cada vez que se colocan orgánicos. 


5- Cosechar el compost

El compost estará listo para utilizarse en las plantas cuando no se pueda identificar el origen de los materiales, se encuentre a temperatura ambiente, tenga olor a tierra mojada, color oscuro y tenga aspecto homogéneo.


Si te interesa lo que hacemos te invitamos a seguirnos en Instagram @rumbocircular,//www.instagram.com/rumbocircular/donde vas a encontrar datos interesantes sobre economía circular, residuos orgánicos, compost y alternativas amigables con el medioambiente. 


¡Hasta el Próximo Blog!


Publicado hace 3 semanas