BLOG

Publicado el: 18/07/2017 |Autor: Andrea Bertone

Beneficios de la Manzanilla, secretos imperdibles de tu huerta en casa

 Desde la antigüedad el ser humano se encargó de cultivar plantas para su alimentación y al mismo tiempo buscó en ellas otros tipos de propiedades como las medicinales; Al día de hoy esos remedios milenarios se siguen implementando y trasmitiendo de padres a hijos. 


La Manzanilla o camomila es una hierba aromática que es indispensable tener en nuestra huerta orgánica, ya que propicia la salud general del jardín y la huerta porque atrae animales benéficos y además sus flores tienen propiedades medicinales y cosméticas.


Te contamos cuales son sus beneficios y como utilizar la infusión y el aceite  de manzanilla:


- Digestiva y antiinflamatoria: calma los cólicos intestinales y alivia los dolores por gastritis, las náuseas y los vómitos. Relaja y desinflama el intestino lo cuál evita la formación de gases facilitando la digestión. Brinda alivio en caso de espasmos, diarrea, hemorroides y síndrome pre-menstrual. 


-Sanadora: Ayuda a desinflamar y desinfectar llagas en la boca mediante gárgaras. Favorece a la curación de heridas superficiales, irritación, sarpullido, urticaria y quemaduras de sol. mediante compresas. También es utilizada parainfecciones o inflamaciones oculares, ya que ayuda a aliviar la picazón y enrojecimiento de los ojos en caso de conjuntivitis, alergia y resequedad. 


Se debe preparar una infusión concentrada  de flores frescas o secas de manzanilla, dejar entibiar y luego aplicar sobre el área a tratar con una gasa o algodón.


El aceite de manzanilla se utiliza para aliviar los dolores reumáticos friccionando suavemente sobre las coyunturas inflamadas.


Sedante: la infusión de flores de manzanilla y los baños de manzanilla pueden ayudar a conciliar el sueño, reducir el stress, los nervios y son tranquilizantes.


Tónica: Como loción de belleza limpia, cierra los poros, actúa sobre el acné y granos infectados, y prepara la piel para la hidratación. 


Se debe preparar una infusión concentrada  de flores frescas o secas de manzanilla, dejar entibiar y luego aplicar sobre el área a tratar con una gasa o algodón.


Infusión convencional de Manzanilla:


Colocar las flores en una jarra y cubrirlas con agua recién hervida, luego tapar y dejar reposar entre 5 a 10 minutos.

Una vez pasado ese tiempo colamos.

Para esta infusión se pueden utilizar las flores frescas o secas, solo varía la cantidad a utilizar en cada caso. (1 cucharada de flores secas o 2 de flores frescas por taza de agua)

Para la infusión concentrada duplicar las medidas.



Maceración de Aceite de Manzanilla


Mediante este método se logra extraer los principios activos de las flores de la manzanilla. 

Se colocan 100 gramos de flores secas en 1/2 litro de aceite (ideal el de oliva de primera presión en frío), se agita cinco veces por día, durante seis días y luego se deja reposar entre 30 y 40 días para que se transfieran los principios activos al aceite.


Si te pareció interesante la información y querés saber más acerca de nosotros te invitamos a seguirnos en Instagram y Facebook. Podés visitar nuestro Blog donde vas a encontrar datos interesante sobre huertas, decoración, Tips naturales, etc. 


Si tenés un pequeño espacio y querés incursionar en el mundo de las huertas orgánicas, o si ya tenés una y necesitás información para el mantenimiento y cuidado de la misma podés bajarte nuestra APP para Android y IOS


Hasta el próximo Blog



Publicado hace 2 años